Hemos terminado la primera parte de este artículo indicando que se puede realizar una migración sencilla para pasar del protocolo OPC a la tecnología OPC-UA, de manera que se pueda proteger la inversión inicial realizada en los OPC clásicos. A continuación, vamos a ofrecer una visión global de las capas contenidas en este modelo.

Visión general del OPC-UA

Los componentes fundamentales son los mecanismos de transporte y el modelo de datos.

El transporte define modelos optimizados según el uso que se les vaya a dar. El modelo de seguridad utilizado se basa en mensajes a través de servicios web y no depende de ningún protocolo específico. El modelo de datos define reglas y bloques constructivos, ofreciendo tipos básicos utilizados para construir una jerarquía.

Los servicios básicos utilizados son la interfaz entre servidores (siendo estos proveedores de modelos de información y clientes al consumir estos modelos). Todos ellos se definen de forma abstracta y usan mecanismos de transporte para el intercambio entre datos de cliente y servidor.

El modelo OPC-UA tiene unas especificaciones determinadas para poder adaptarse a la estandarización IEC.

En primer lugar, en su núcleo no habla de normativas, sino que ofrece un concepto sobre lo que es una OPC-UA. Después, se incluye el modelo de seguridad que debe tener. También en su núcleo nos vamos a encontrar el modelo de espacios de direcciones así como los diferentes servicios que se ofrecen. A ello le acompañan el modelo de información, el mapa de servicios y los perfiles.

En cuanto a las partes del tipo de acceso, tenemos el acceso a datos, las alarmas y condiciones, los programas, el acceso a datos históricos y los agregados. Por otro lado, en Vester Industrial Training Center ofrecemos cursos especializados en tecnología OPC.

Capas de software que intervienen en el modelo

Este modelo se basa en el concepto de cliente-servidor. La aplicación que quiere expresar su propia información a otras aplicaciones es el servidor UA y una aplicación que quiera consumir esa información es el cliente UA. En la actualidad, este tipo de servidores van a ser integrados directamente en los dispositivos.

Una aplicación típica OPC UA está compuesta por tres capas fundamentales. Estas son:

  • La capa de seguridad de mensaje: donde se explica cómo deben asegurarse los mensajes utilizando los estándares de los servicios web.
  • La capa de transporte de mensaje: donde se define el protocolo de red utilizado para los servicios web.
  • La capa de codificación del mensaje: define los parámetros de servicio en formato binario y XML.

El objetivo principal de diseño de tecnología OPC-UA era el de poder realizar una migración sencilla desde el OPC clásico, por lo que permite una asociación muy simple y aporta estrategias de migración que integra productos OPC que tienen estándares a seguir previos.

En resumen, los grandes logros de la tecnología OPC-UA radican en varios puntos. El primero es que el transporte se puede realizar usando servicios web mediante SOAP, que garantizan un mayor nivel de seguridad. También permite la notificación de eventos e historial y el traspaso de datos actuales en un único espacio de direcciones. Permite el uso de metadatos e incluye el concepto de la información orientada a objetos. Por todo esto se puede decir, que se ha dado un gran paso al cambiar del protocolo OPC a la tecnología OPC UA.

Descarga el recurso de Vester Training

×